Acerca de la campaña

La meta de la campaña es evitar el consumo de alcohol entre los jóvenes de 9 a 15 años de edad, mediante recursos dirigidos a los padres y los cuidadores.

Problemas con el consumo de alcohol en los menores

Las tasas de consumo de alcohol entre los menores en los Estados Unidos son altas. Observa las estadísticas más recientes (en inglés).

El consumo de alcohol entre menores de edad tiene graves consecuencias, entre ellas:

  • las lesiones o la muerte por accidentes
  • la actividad sexual no intencionada, no deseada o desprotegida
  • problemas académicos
  • uso de drogas

Además, el alcohol afecta el desarrollo del cerebro. Investigaciones han demostrado que el desarrollo del cerebro continúa hasta los 20 años aproximadamente.

Importancia de los padres

Los estudios indican que los padres son quienes más influyen en las decisiones de sus hijos acerca del alcohol. Aunque no parezca, cuando los padres hablan sobre el consumo del alcohol en los menores, los hijos los escuchan.

9 a 15 años: una edad crucial

La campaña se concentra en este grupo de edad para evitar que comiencen a beber. Alrededor de los 9 años de edad, los niños empiezan a pensar que el alcohol tal vez no sea solamente para los adultos. Para los 15 años, muchos jóvenes ya están bebiendo. Los jóvenes que comienzan a beber antes de los 15 años de edad tienen una probabilidad cinco veces mayor de desarrollar problemas alcohólicos cuando son adultos, en comparación con quienes comienzan a beber a los 21 o más años de edad.

Metas de la campaña

La campaña tiene como metas:

  • Aumentar la concientización de los padres sobre la prevalencia y el riesgo del consumo de alcohol entre los menores
  • Entregar a los padres los conocimientos, las habilidades y la confianza para prevenir el consumo de alcohol entre los menores
  • Incrementar las medidas que toman los padres para prevenir el consumo de alcohol entre los menores
Last Updated: 03/07/2016